“¡Dejen de llevarse nuestra agua!” protestan contra Coca-Cola en el sudeste de México

28
0
Share:

En los últimos tres años, el consumo de Coca-Cola en las comunidades indígenas de Chiapas (México) ha cobrado notoriedad y, quien recorre los caminos de ese estado sureño, encontrará frases en tsotsil que invitan a beber ese refresco. Incluso, esa bebida ya forma parte de los rituales del pueblo de San Juan Chamula.

Esos grandes anuncios y del culto que le rinden son fruto de la labor de esa compañía, que comenzó su actividad en la zona en el año 2000 como si fuera un partido político: remodeló infraestructuras y regaló dádivas con la intención de detectar y adquirir zonas ricas en agua a través de compras a las comunidades.

Además, sus precios de ese refresco en la región son mucho menores que en el resto de México —cuatro o seis pesos, alrededor de 75 centavos de dólar— para granjearse la voluntad de sus habitantes, debido a que un mexicano consume163 litros al año, el mayor índice de América Latina.

En 2016, otro análisis del documental ‘La fórmula secreta’ reveló que para elaborar un litro de Coca-Cola se necesitan tres de agua y que uno de los lugares donde la corporación obtiene 750.000 litros diarios de ese líquido —suficiente para abastecer a 10.000 personas— casi gratis es su planta de San Cristóbal de las Casas (Chiapas), presente desde los años 80.

El hidrólogo Antonino García asegura que Coca-Cola solo pagó 25.000 euros en 2003 por esa instalación gracias a los favores del entonces presidente de México, Vicente Fox quien, antes de ocupar ese cargo, fue director ejecutivo de la compañía en su país. Sin embargo, en 2017 San Cristóbal de las Chiapas se ha levantado contra esta empresa.

.

 

fuente: RT

Leave a reply